Caminos Rurales

Un trabajo del Nodo Regional Pilar, en base al estado de la red terciaria en los departamentos Las Colonias y Castellanos, concluye que el deterioro o falta de mantenimiento es “el principal factor limitante de la producción agropecuaria, especialmente la lechera, motor de los pueblos y ciudades del interior”.

A esa conclusión arribaron, tras tres años de trabajo conjunto, referentes de la Cooperativa Guillermo Lehmann, la Facultad de Ciencias Agrarias de la UNL y la Región Santa Fe Centro CREA, instituciones que integran el Nodo Regional Pilar. Los resultados finales, que fueron presentados ayer a autoridades locales y provinciales, explican con números concretos cómo el mal estado de la red terciaria de caminos impacta negativamente en términos sociales y productivos, especialmente en la actividad lechera.

“La imposibilidad física de garantizar la transitabilidad permanente de los caminos rurales representa la principal limitante para los ciudadanos del interior, así como para la producción agropecuaria, motora de la economía regional”, afirma el trabajo. 

A su vez, remarca que ambos departamentos involucran a 265.427 habitantes, de los cuales el 9.5% es población rural. “En los últimos 30 años la emigración de estos territorios representó a 2.700 familias, lo que equivale a una media de 33 grupos familiares por distrito”

En base a ese diagnóstico, el trabajo sugiere: “sería necesario contar con un 30% de los caminos rurales mejorados para cubrir las necesidades mínimas de acceso a educación (en el área de estudio se encuentran 180 establecimientos escolares en el espacio rural disperso), salud y producción lechera, lo cual representaría aproximadamente 3610 km, la mitad de los cuales ya están construidos, aunque deben reacondicionarse en diversa medida”.  

Durante la presentación, las autoridades del Nodo Regional Pilar remarcaron que el relevamiento no sólo tuvo como propósito poner de manifiesto la situación en materia productiva, sino también social.

 

Fuente: Campo Litoral