Día del Apicultor

Durante muchos siglos los apicultores gozaron de gran prestigio, las diferentes culturas desde el Antiguo Egipto valoraban esta ocupación, ya que proveía el único edulcorante, la miel, conocido hasta la edad media cuando, tras el descubrimiento de America, se difundió la caña de azúcar y la remolacha azucarera.

Para lograr que el trabajo salga bien el apicultor desarrolla diversas actividades. durante la primavera y verano , normalmente trabaja con las abejas realizando trabajos de control de población y extracción de la miel, pero durante el invierno o estación de receso, el trabajo consiste en la preparación del material de madera, para la temporada que viene en donde alojará las nuevas familias, así como advertir posibles enfermedades o plagas de las poblaciones de abejas para poder tratarlas a tiempo.

La abeja trabaja para el apicultor cuando hay néctar; cuando no, es al revés: el productor suele alimentarlas artificialmente, generalmente para pasar el invierno, asi mismo. trabaja en armonía con la naturaleza y su tarea debe ser pausada, relajada... casi contemplativa.