Día del Veterano y de los caídos en la Guerra de Malvinas

En conmemoración de esa jornada histórica, que significó el comienzo del conflicto bélico con el Reino Unido, se dispuso que cada año sea feriado nacional bajo el nombre del "Día del Veterano y de los Caídos en la Guerra de Malvinas". Busca recodar y homenajear a los 649 argentinos que murieron durante la guerra, los más de 500 que se suicidaron tras retornar al país con secuelas y traumas de posguerra, y los 1300 heridos.

El conflicto se extendió durante dos meses y doce días. El 14 de junio de 1982 la guerra finalizó con la rendición de las tropas argentinas. En el Reino Unido la victoria en el enfrentamiento ayudó a que el gobierno de Margaret Thatcher fuera reelegido en los comienzos del año siguiente.

En la Argentina, se precipitó el final de la dictadura militar que gobernó el país desde 1976 y que había tenido a Leopoldo Galtieri como presidente de facto, responsable de haber declarado la guerra aún cuando la condición del país era mucho inferior a la de Gran Bretaña y la derrota era previsible.

El mismo desalentador escenario político, social y económico que atravesaba la Argentina funcionó como principal motivador para que la dictadura decidiera realizar un acto patriótico y heroico que intentara mejorar su imagen como Gobierno. Sin embargo, el fracaso y la derrota de las tropas deterioró aún más su imagen.

En noviembre del 2000, a través de la Ley 25.370, el día 2 de abril fue declarado Día de los Veteranos y Caídos, teniendo en cuenta que entre 1984 y ese mismo año se conmemoraba el "Día de la Afirmación de los Derechos Argentinos sobre las Malvinas, Islas y Sector Antártico", a través de un decreto que había firmado Raúl Alfonsin.

Actualmente, la disputa por estas tierras se realiza de manera diplomática y forma parte de las agendas en cumbres presidenciales en las que varios países latinoamericanos y del mundo adhieren al reclamo argentino por la soberanía sobre las islas Malvinas