Inundaciones: peligra la fina en el noroeste santafesino

Gustavo Le Roux, productor de Villa Minetti, aseguró que “hay más agua que en enero” en los campos y lamentó que ahora no tenga trascendencia. “No hay voz que nos represente; cuando la situación afecta a las poblaciones se hacen eco los medios provinciales y nacionales; pero los campos siguen anegados e inundados”.

Si llegara a truncarse la siembra de la fina los chacareros de la zona tendrán que esperar hasta el año próximo para tener ingresos. “Todas estas poblaciones viven de lo que generan las explotaciones agropecuarias y esto las va a afectar; ya las está afectando”, alertó.

“Hay algunas obras que se anunciaron pero como que quedaron en la nada; ni siquiera ahora en plena campaña tampoco se escucha nada”, se lamentó Le Roux, al referirse a las posibles soluciones estructurales para la región. “El camino interprovincial hoy es tierra de nadie en cuanto al manejo de agua; Santiago manda el agua y en Santa Fe las autoridades no tienen un plan”, afirmó. Si bien el Comité de Cuenca está haciendo algunos trabajos, “no alcanza”.

Las intensas precipitaciones ocurridas en distritos santiagueños como Los Juríes y Bandera tardan alrededor de una semana en llegar hasta la provincia de Santa Fe. El arribo de esa masa hídrica se produjo la semana pasada, por lo que varios productores de la zona tomaron imágenes y las hicieron circular en redes sociales. Uno de ellos fue el propio Le Roux, quien mostró cómo se transita por la interprovincial completamente bajo agua a bordo de su viejo tractor. “No tenemos caminos para llegar y destruimos los pocos que hay; eso es mucho gasto para mantenerlos. Hay cierto desánimo”, reveló.

Los productores agropecuarios del noroeste santafesino, que a principio de año sufrieron serios daños por la inundación que causaron las excesivas lluvias en la región, siguen batallando contra el mismo problema. Tras las grandes precipitaciones en Chacho y Santiago del Estero, ocurridas hace dos semanas, la ruta 35 (más conocida como “la interprovincial”) se encuentra completamente anegada, al igual que los campos de la zona, situación que hace peligrar el inicio de la fina.